¡Hola disfrutones!

Os proponemos un planazo 100% disfrutón… visitar HARO, ENTRE BODEGAS..

¡Qué maravilla para los que os gusta el enoturismo.!Un pueblo precioso, con un casco viejo estupendo para ir de vinos y rodeado de bodegas centenarias para disfrutar de la D.O. La Rioja.

Ruta del vino en Haro
Ruta de las bodegas en Haro

Lo primero que os recomendamos ver en Haro es la zona de las bodegas, que allí lo llaman «el barrio de la Estación». Curioso que todas las bodegas de Haro estén cerca de la estación, no? Pues tiene su lógica. La industria vinícola llegó a ser tan importante a principios del siglo XX en esta ciudad que hicieron llevar vías del tren hasta la entrada de todas las grandes bodegas, de forma que solo tenían que cargar el tren de toneles de vino y mandarlo hacia Burdeos, que en esa época eran los mayores compradores.

barrio de la estación de Haro
Ejemplo de una barrica, barrio de la Estación, Haro.

Y os preguntareis, ¿por qué los bodegueros franceses venían a comprar el vino aquí? Porque los viñedos de Europa central estaban por esa época asolados por la filoxera y apenas había producción. Vieron que la zona de La Rioja reunía características similares en clima y suelo al de Bordeaux, con lo que probaron a implantar vides aquí. Por eso HARO se convirtió en una de las ciudades más prósperas de España. ¿Sabéis que fue la primera ciudad española, junto con Jerez de la Frontera, en tener alumbrado público?

Pero… la alegría duró poco, puesto que la filoxera también llegó a España. Pero bueno, eso es para otra historia… lo importante es que sepáis que las mejores bodegas se encuentran en este barrio, que además tiene un gran parking para ir andando a todas.

Nosotros visitamos Muga, donde nos contaron que es la única bodega en España en tener un cubero en nómina y CVNE, donde aprendimos que, aunque todos decimos «Cune», no hay «u» sino «v»… en el video os explicamos el motivo…

Merece mucho la pena que entréis en CVNE, aunque ya hayáis visto otras bodegas. Tiene dos cosas que le hacen muy muy interesante: 1) su nave central, donde guarda las barricas, está diseñada y construida por Gustav Eiffel. Fue un hito en la época porque está construida sin columnas; todo el peso del tejado se distribuye por una bonita red de acero a lo largo de las paredes. Preciosa. Y 2) por las cuevas donde guardan sus vinos más antiguos. Espectacular ver esas botellas cubiertas de moho, ¡impresionante!

Nave central de CUNE
Nave central de Eiffel en Cune.
Bodega Cune
Botellas antiguas de la bodega Cune

Por supuesto hicimos una cata allí para abrir boca y nos dirigimos al centro del pueblo, a la Plaza de la Paz. Es la típica plaza donde siempre hay vida social, aparte de estar rodeada de edificios impresionantes. Nos gustó mucho el ayuntamiento y el Palacio de las Bezaras, llamado allí «el de las gaviotas». Vimos a las «propietarias» del edificio y efectivamente se trata de unas gaviotas bien pijas… ellas tan agusto en su palacio…

También llama la atención en la plaza su kiosko de música, lleno de plantas y niños jugando alrededor, como antiguamente…

Plaza mayor de Haro
Kiosko de música de Haro

A partir de esta plaza, recomendamos daros una vuelta por las callejuelas que suben a la Iglesia de Santo Tomás. A este recorrido le llaman La Herradura. Está lleno de bares para tapear y con mucho ambiente sobre todo a mediodía y para cenar.

Casco antiguo Haro
Ejemplo del casco viejo de Haro

La Iglesia de Santo Tomás merece la pena. Es del Siglo XVI y tiene un pórtico espectacular. Que no todo son vinos, disfrutones…

Salimos un poco del barrio para ver el edificio del Banco de España, muy bonito también y que nos hace una idea de la riqueza que había en esta ciudad a principios del siglo XX.

Muy cerquita está el asador donde comimos, El Terete. Es un clásico de Haro y alucinamos de lo enorme que es. Lo típico es el cordero asado, pero que queréis que os digamos, lo hemos probado mejor. Si no, leed nuestro post sobre Peñafiel o el de Sepúlveda

Ya para empezar, que el horno de asar esté a la entrada del local es raro. Pero que tengan no menos de 20 corderos ya hechos fuera del horno esperando que la gente los pida para darles el último toque de calor… es raro. Para alguien con genes segovianos como nosotros, es raro por no decir otra cosa. Pero oye, el sitio tiene éxito y comimos unas asadurillas muy ricas y un chuletón espectacular. Muy buenos vinos y bien de precio.

¿Os gustó el video y el post? Nos encantaría que os SUSCRIBIERAIS al canal.

No olvideis seguirnos en NUESTRAS OTRAS REDES SOCIALES, donde colgamos información cada día:

Facebook: https://www.facebook.com/viajandoanuestroaire

Twitter: https://twitter.com/viajandoaire

Instagram: https://www.instagram.com/viajando_a_nuestroaire

Google+: https://goo.gl/ubyAyf

No olvides compartir el video si te ha gustado.

¡Hagamos la Comunidad VNA más grande!

¡Hasta la próxima semana!

© Viajando a Nuestro Aire

Estamos en contacto