¡Hola disfrutones!

En nuestra tercera parada del roadtrip que hicimos por el Sur de Estados Unidos nos quedamos realmente sorprendidos de la belleza, elegancia y señorío de CHARLESTON, Carolina del Sur, la que llaman con razón LA JOYA DEL SUR.

Charleston es una ciudad para pasearla. Aunque hay buses turísticos gratis, nuestra recomendación va por pasearla de norte a sur, no os arrepentiréis.

Siguiendo los pasos que hicimos en el video, os contamos más detalles, e incluso alguno que no nos dio tiempo a contar en Youtube por no extendernos.

En el video no hablamos de los ALLEYS. Son algo así como pasillos o callejones que hay entre algunas casas. Son una atracción turística en sí mismos. Suelen tener muchas plantas y flores, asoman las paredes de ladrillo de las casas, la gente pasea a sus perros, hay bancos para descansar… puro ambiente sureño. Los alleys que más nos gustaron son: Philadelphia alley, Unity alley, St Michaels alley, Bedons alley, Stolls alley y Prices alley. Os aseguramos que visitamos todos, merecen mucho la pena. Algunos están cerrados como el Stolls, pero aún así merecen la pena.

Un punto imprescindible en Charleston y que da incluso el símbolo a la ciudad es la Pineapple Fountain (la Fuente de la Piña). Está en el Parque Waterfront, con unas vistas espectaculares. Sin duda, es “el selfie de Charleston”. En el video os contamos el porqué de que la piña sea el emblema de la ciudad, tiene una explicación muy chula!

También al norte entramos en el Historic City Market. Es un antiguo mercado de comida y ropa que ahora está rehabilitado y es perfecto para turistas. Nosotros compramos allí muchos regalos, especialmente las canastillas que hacen unas simpatiquísimas señoras afroamericanas en la puerta del mercado. Llevan desde hace siglos haciendo estas canastas y figuras, es una pasada verlas a qué velocidad trabajan!

Al oeste llegamos al Old City Jail. El barrio no es muy recomendable por la noche, pero si vais por la mañana no hay problema. La vieja cárcel está ahora deshabitada pero merece la pena ir. Es muy siniestra e inquietante. La historia cuenta que a finales del siglo XIX los dueños de la cárcel (en EEUU las cárceles son privadas en la mayoría de los casos) envenenaron a todos los reclusos! Desde entonces se oyen lamentos, gritos, ruidos… no os perdáis la visita nocturna si os gustan las emociones fuertes…

En el centro de la ciudad hay una curiosa iglesia circular, que tiene un cementerio de lo más inquietante también… Al lado está el teatro de Dock Street. Ojo, es el primer teatro de Estados Unidos, al menos el primer edificio creado específicamente como teatro. La primera ópera representada en EEUU fue ahí mismo, Flora. El edificio es precioso, tanto por fuera como por dentro. Además la señora que estaba en la puerta dando folletos e informando era encantadora. Qué nos gustan esos jubilados que dedican parte de su tiempo a informar a viajeros…

Al ladito, a menos de 5 minutos está el antiguo mercado de esclavos, que ahora es el museoe Old Slave Mart Museum. Es un must en Charleston, sin duda. Te cuentan toda la historia de la esclavitud en EEUU, desde que secuestraban a esas pobres gentes en sus aldeas africanas, cómo las transportaban en los barcos (¿sabías que el 35% moría en el barco? qué barbaridad) y luego cómo les mostraban para ser vendidos. Nos impresionó mucho por ejemplo ver un cartel publicitario de la época en el que claramente se exponían los nombres de varios esclavos, con su peso, altura y a qué podrían dedicarse. Fue horrible ver que era todo un negocio en el que mucha gente se enriqueció a costa del sufrimiento humano. Cómo separaron familias y les trataban peor que a los animales. Qué asqueroso puede ser el ser humano a veces, verdad?

Bajando hacia el sur, paramos a hacer unas fotos en el Rainbow Row. Es una calle muy bonita en la que cada edificio tiene un color. Y todas las casas con sus balcones, sus flores… muy fotogénica, sí señor!

A partir de ahí cogimos la calle East Battery hasta el final. A nuestra izquierda, el mar, con una brisa super agradable que venía del océano. A la derecha, un no parar de casas a cual más bonita. Destacamos la de Edmondston-Alston y la de Robert William Roper. El paseo acaba con unos impresionantes cañones que miran al mar, de ahí el nombre de la calle.

Desde allí giramos a la derecha para disfrutar de la calle King St. desde el primer edificio. ¡Espectacular! La casa de Thomas Lambold, la de Miles Brewton, la de James Brown, la de John Lining de 1715… eso sí, muchas casas bonitas pero ningún bar… los disfrutones necesitamos de vez en cuando una paradita!

Por fin llegamos a un restaurante que además os recomendamos sin duda: el 82 Queen. Ya veréis en el video que tienen platos típicamente sureños (la jambalaya y los shrimp&grits), buenas cervezas y un ambiente muy tranquilo y auténtico. Si vais por la noche, tomad un coctel en el jardín que tienen detrás de la casa, ponen buena música y se está genial.

Llegando ya a nuestro bed&breakfast paramos a ver la Universidad Municipal de Charleston, también llamado College of Charleston. Es la primera de Estados Unidos, lo sabías? Es muy bonita la fachada principal. En el parquecito que hay fuera podréis vivir ese ambiente estudiantil tan chulo que hemos visto mil veces en las películas americanas…

Volvimos a acercarnos al este, a Liberty Square. Es el puerto de la ciudad. En la época de la esclavitud, el 45% del tráfico de esclavos africanos pasaba por aquí, lo que entonces llamaban Gagsden Wharf. Ahora es desde donde sale el ferry para ver el fuerte Fort Sumter. Sandra nos cuenta en el video la historia de este fuerte. Ni más ni menos que fue la chispa por la que se desató la Guerra Civil Americana. Pura historia. Eso sí, id antes de las 17h que cierran, no como nosotros…

¡Una ducha y a cenar! Nos decidimos por probar el marisco, que dicen que como Charleston tiene mar y el agua es fría, tienen buenos restaurantes de este tipo. El mejor, sin duda, el Hank’s. La cola era tremenda, menos mal que reservamos a través de la app OpenTable; no nos han pagado por esto, eh? pero vamos, no dudéis en bajárosla en vuestros viajes a EEUU, es muy útil. el Hank’s mola porque ese de esas marisquerías con olorcito a mar, con mucho jaleo, muchos grupos de amigos de cachondeo, alguna que otra despedida de soltera… hay que decir que las ostras estaban deliciosas!

Nada más, disfrutones, después de esa merecida cena, a dormir y al día siguiente, on the road to Alabama! Pero eso ya es para otro post…

Si os ha gustado nuestra historia por Charleston, no os perdáis el post sobre Savannah y el de Jacksonville, Florida.

¿Os gustó el video y el post? Nos encantaría que os SUSCRIBIERAIS al canal.

No olvideis seguirnos en NUESTRAS OTRAS REDES SOCIALES, donde colgamos información cada día:

Facebook: https://www.facebook.com/viajandoanuestroaire

Twitter: https://twitter.com/viajandoaire

Instagram: https://www.instagram.com/viajando_a_nuestroaire

Google+: https://goo.gl/ubyAyf

No olvides compartir el video si te ha gustado.

¡Hagamos la Comunidad VNA más grande!

¡Hasta la próxima semana!

 

© Viajando a Nuestro Aire