¡Hola Disfrutones!

En esta nueva parada de nuestro roadtrip por el Sur de los Estados Unidos paramos en NASHVILLE, al que hemos llamado “EL PARAISO DEL COUNTRY”.

Por supuesto Nashville tiene mucho más que ver, pero digamos que el country es lo que más nos animó a parar y echar un par de días allí. Conocer más sobre ese tipo de música tan tan tan americano era un must en nuestra visita.

Y hablando de country, si os pasa como a nosotros, que no éramos precisamente entendidos del tema, os recomendamos encarecidamente que visitéis el MUSEO DEL COUNTRY. Está todo muy bien explicado, cronológicamente, en el que se ve que el country viene de la música folk que trajeron los emigrantes ingleses e irlandeses. Hay muchísimos videos, carteles, discos, y anécdotas de los principales artistas. Nos gustaron especialmente los coches de época, los trajes, guitarras… muy interesante!

Y ya que estamos hablando de música, Nashville es NOCHE, es DIVERSION, es FIESTA, es MUSICA EN DIRECTO, CACHONDEO, DESPEDIDAS DE SOLTERO/A, BAILE, CERVEZA… pero sobre todo MUSICA.

Hay no menos de 6 calles en las que todos los portales son un garito. Además está muy bien porque cada bar tiene su estilo, unos más pijos, otros más cutres, unos enormes, otros pequeñitos, unos para jovencitos, otros para abueletes… de verdad que es muy divertido simplemente pasear por las calles, entrar en los bares y alucinar con el personal.

Broadway es la calle principal de Nashville en cuanto a música se refiere. Ahí os indicamos los bares que más nos gustaron a nosotros: The Stage, grande y con buenos grupos, aunque se llena demasiado; Honky Tonk Central, tres pisos con música independiente en cada uno, ambiente veinteañero; Wildhorse Saloon, la pista para bailar más grande de Nashville, ya veréis en el video los bailes que se marcó Sandra…; Bourbon St. Blues, un sitio mítico, buena música y público cincuentañero; Tootsies, otro legendario, country clásico y público entendido.

Hemos dejado para el final nuestro club favorito, el Layla’s. Público 20-40’s, todos los grupos que vimos eran buenísimos, country clásico, nos trataron fenomenal y tiene ese punto decadente que mola mucho. Además no hay que pagar al entrar, por lo que si no te gusta el grupo, sales y te vas a otro sitio. Ya nos diréis si os gustó tanto como a nosotros… ¡VAYA NOCHE PASAMOS más divertida!

Al día siguiente seguimos con la música. Visitamos, por fuera, el GRAND OLE OPRY, toda una institución del country.  En realidad el edificio se llama el Opryland, donde se hace desde 1925 el Grand Ole Opry, un programa semanal de radio sobre música country.

Como era domingo, decidimos hacer lo que hacen los ciudadanos de Nashville un domingo… ir al parque. Cogimos el coche y fuimos al Parque Estatal del Bicentenario. Allí había mucha gente pasando al perro, corriendo, leyendo, tomando el sol, un ambiente muy tranquilo y sureño. Lo mejor es que vimos un partido de baseball “a la antigua”. Nos contaron que justo en esa explanada se estabilizaron las trincheras y el frente durante la Guerra Civil. Estaban todo el día a tiros, excepto los domingos… Los domingos no se disparaba; los aficionados al baseball de los bandos confederados y unionistas jugaban un partido de baseball. Años después se quiso conmemorar a esos soldados y desde entonces todos los domingos se juega con vestimenta de época y reglas antiguas. Fue toda una experiencia, nos reímos mucho con los jugadores, qué buena gente.

Justo enfrente del parque está el mercado de granjeros de Nashville. Antiguamente aquí venían los granjeros de la zona a vender sus productos. Ahora es un mercado moderno, con muchos puestos de comida elaborada, tiendas de chuches, nos recordaba al Mercado de San Antón en Madrid. Nosotros comimos unos perritos calientes “premium” riquísimos, merece la pena que os paséis por allí para ver la vida real de la gente.

Al lado del mercado está el Germantown, el barrio alemán. También pasamos a verlo y disfrutar de sus casitas, su ambiente sosegado y descubrimos cómo hay muchos negocios de gente joven; ese barrio va a dar mucho que hablar en el futuro, ya veréis.

Cerca de allí está la antigua fábrica de coches Marathon. Pasamos a verlo porque tienen coches antiguos muy bonitos. De hecho Marathon fue la primera marca de coches en el Sur de EEUU. Enfrente, en los antiguos almacenes de recambios, ahora hay un pequeño centro comercial muy cool…

Al día siguiente nos despedimos de Nashville, cogiendo la carretera hacia nuestro nuevo destino, que os contaremos más adelante… Por supuesto, esencial parar en la cafetería LOVELESS CAFE. Nuestra primera experiencia con los famosos biscuits sureños, ¡qué ricos! ¿Por qué no hay estos bollitos en España?

¿Os gustó el video y el post? Nos encantaría que os SUSCRIBIERAIS al canal.

No olvideis seguirnos en NUESTRAS OTRAS REDES SOCIALES, donde colgamos información cada día:

Facebook: https://www.facebook.com/viajandoanuestroaire

Twitter: https://twitter.com/viajandoaire

Instagram: https://www.instagram.com/viajando_a_nuestroaire

Google+: https://goo.gl/ubyAyf

No olvides compartir el video si te ha gustado.

¡Hagamos la Comunidad VNA más grande!

¡Hasta la próxima semana!

 

© Viajando a Nuestro Aire