¡Hola disfrutones!

¿Sabéis lo de las “caras” Mogarraz?

¿No? Pues vais a alucinar con el video de esta semana…

En 1967, un fotógrafo local hizo una foto tipo DNI de cada habitante del pueblo, suponemos que para mantener un padrón actualizado del pueblo en una época de clara emigración hacia las ciudades. Años después, Florencio Maíllo, utilizó estas fotos para hacer un cuadro de cada uno de ellos, un mural que los habitantes pondrían en las fachadas de sus casas. Lo que se pensó como una exposición temporal se ha quedado para siempre como recuerdo de esa época. 388 pinturas decoran las paredes y calles de este bonito pueblo serrano.

Mogarraz está situado en la Sierra de Francia, Salamanca, casi frontera con Cáceres, Extremadura. Sus casas tienen la arquitectura típica de esta zona: planta baja de adobe, con puerta grande para el ganado y puerta principal, y un piso superior de ladrillo o adobe con muros de madera vista. Todas las casas mantienen esa arquitectura, por lo que pasear por allí es una experiencia maravillosa y de disfrute para la vista.

Hay pinturas de niños, de abuelos, de señores con boina, de guardias civiles, curas, buenas mozas, abuelitas adorables… todas eso sí, reflejando mucha personalidad y sobre todo los tiempos duros de los años 60 en estos pueblos serranos: caras ajadas, arrugas de lucha y superación, de dolor y de trabajo duro. Impresionantes.

La entrada del pueblo se hace a través del humilladero; en el video Sandra os explica el porqué de este nombre a estas pequeñas capillas con Cristos que hay a la entrada de todos los pueblos de la zona.

Después de un buen paseo por el pueblo, que os llevará unas dos horas como mucho, os recomendamos parar a tomar algo en la terraza de La Autóctona. Es un bar dirigido por dos amigas que tiene una carta corta pero muy interesante. Productos de la zona con un toque creativo. Además la terraza da directamente a un jardín infantil, por lo que es perfecta si vais con niños.

Al día siguiente por la mañana Jose se fue a correr por el Camino del Agua. Es un camino bastante bien indicado en el que, aparte de disfrutar de la naturaleza, hay varias obras de arte diseminadas y mimetizadas con el entorno, lo que le dan un atractivo especial. Gracias al blog Viaje con Pablo que nos explicó muy bien cómo coger el camino y que no se nos escapara ninguna obra de arte. Hay que decir que no es tan fácil como parece, ojo si vais con gente mayor que hay mucho pedregal y alguna que otra subida intensa… Recomendable hacerla a primera hora de la mañana… así llegaréis al pueblo con ese olor a pan tan característico y tomar un buen desayuno con los deberes hechos…

Por cierto, nosotros dormimos en el hotel-spa Mogarraz. Aprovechamos la ocasión para darnos una sesión de “chorrejos”, como dice Sandra en el video, y recuperar las piernas después de tanto pateo. El hotel está muy bien de calidad, precio.

En definitiva, pasear por Mogarraz es pasear la historia de España. ¿Os gustó la curiosidad que contó Sandra sobre los dinteles de las puertas? Mola eh? Por cierto, ya os contaremos en el video que vamos a hacer de la Sierra de Francia el porqué de ese nombre hacia nuestro país vecino…

Nos encantaría que os SUSCRIBIERAIS al canal.

No olvideis seguirnos en NUESTRAS OTRAS REDES SOCIALES, donde colgamos información cada día:

Facebook: https://www.facebook.com/viajandoanuestroaire

Twitter: https://twitter.com/viajandoaire

Instagram: https://www.instagram.com/viajando_a_nuestroaire

Google+: https://goo.gl/ubyAyf

No olvides compartir el video si te ha gustado.

¡Hagamos la Comunidad VNA más grande!

¡Hasta la próxima semana!

 

© Viajando a Nuestro Aire