¡Hola disfrutones! Este fin de semana nos escapamos a la Sierra de Gata, en Cáceres. Tierra de paisajes espectaculares, olivos, miel, un dialecto propio y gente muy pura y noble. Aquí os contamos lo bien que nos lo pasamos!

Empezamos la ruta en ROBLEDILLO DE GATA, un bonito pueblo de casas construidas en adobe y piedra. También abunda la pizarra e hicimos muchas fotos de sus balcones de madera! Luego fuimos a DESCARGAMARIA, donde habíamos quedado con Jose, de misierradegata.com, con quien hicimos una ruta en su 4×4 por todo lo alto de la sierra. No os perdáis esta experiencia, fue genial. Además Jose entiende mucho de animales y flora, con lo que no paró de contarnos anécdotas sobre los diferentes bosques que vimos, plantas, arbustos, y sobre todo animales.

Nos llevó a ver un muladar (comedero) de buitres, qué pasada! Podría haber más de 200 buitres negros y leonados! Hay varios miradores con lentes telescópicas para verles de cerca. Es impresionante ver como se pelean y los graznidos que emiten.

Nos llevó a ver una roca “mítica” de esta zona: el dolmen. Es una especie de “dolmen”, perdonad por la repetición… o una también podría ser una tabla de surf del Paleolítico… la cosa es que si te atreves a subirte encima, las vistas son espectaculares.

Comimos en un sitio que nos recomendó Jose, en la Venta del Fraile, una riquísima caldereta de cabrito, uno de los platos típicos de la zona. Luego visitamos SANTIBAÑEZ EL ALTO, un precioso pueblo amurallado con castillo arriba, típico de esta zona.

Luego paramos en TREVEJO, un pueblecito de tan solo 12 habitantes. Qué paz! De verdad que nos hubiéramos quedado a dormir aquí, debe ser espectacular pasearlo de noche. También tiene un castillo al final del pueblo, con mucha historia además. El castillo de Trevejo fue antes una fortaleza musulmana. Tiene la configuración “castellana” desde que el pueblo fue conquistado por Alfonso VI de León. El le dio la fortaleza a los templarios y posteriormente a otras comunidades de monjes guerreros como la Orden de San Juan. De hecho se pueden ver tumbas excavadas en la piedra de algunos de estos monjes, impresiona mucho! Su estado actual, bastante deteriorado, es por culpa de las tropas francesas en la Guerra de la Independencia. Lo destruyeron para evitar que las tropas españolas se defendieran aquí. Así que mucha historia como veis.

Paramos a comprar miel en la venta de Val de Xálima y nos encontramos con que Jose Antonio, el dueño, era un tio sensacional. Nos enseñó sus panales y nos explicó como consiguen sacar miel de diferentes sabores. ¿Sabéis que las abejas también hacen transhumancia?

Ese fin de semana nos alojamos en la Finca La Ramallosa, muy recomendable, disfrutones! Es una finca rodeada de campos de olivos. Cuesta un poco de llegar, pero una vez allí… qué paz! Alquilan casas completas, con lo que el nivel de intimidad es estupendo. Cada casita tiene su chimenea, su salón, un dormitorio grande… pero vamos, lo de disfrutar de la chimenea después de un día de pateo es lo más! Y no olvidamos lo bien que cocina Ana! Cocina extremeña con un toque creativo muy interesante.

Un momento de reflexión tuvo Jose corriendo a primera hora de la mañana por los campos de olivos. Vio como varias cuadrillas de trabajadores vareaban los olivos para recoger las aceitunas y llevarlas a las almazaras. ¡Cuántas familias viven del aceite en España! ¡a ver si nos concienciamos!

Siguiendo nuestro aprendizaje sobre el aceite, luego fuimos a la ALMAZARA AS PONTIS. Nos habría gustado ir en plena temporada de producción, para la próxima! Ana Alonso, la responsable de calidad de la almazara, nos contó el porqué de la cantidad de premios que se han llevado sus aceites y el secreto de su éxito comercial. Nos explicó, como veréis en el video, de dónde viene lo de la “primera extracción en frío”. Muy muy interesante para valorar más nuestros aceites!

Terminamos la ruta en SAN MARTIN DE TREVEJO, un pueblo deliciosamente bonito de la zona. La plaza mayor es preciosa y siempre tiene ambiente.

En toda esta zona se habla LA FALA, un dialecto que viene desde la época de la Reconquista y que se formó de la mezcla del astur-leonés con el portugués. Mucha gente lo habla y de hecho los niños dan clases de fala en el colegio para no perder la tradición. ¡Qué maravilla de país tenemos con tanta diversidad, verdad!

En San Martín de Trevejo está el hotel rural El Duende de Chafaril. Un hotel muy elegante para una escapadita “de pareja”… Y se come realmente bien!

Terminamos la ruta en la calzada romana del Puerto de Santa Clara, rodeados de bosques de castaños de un color rojo espectacular. Os aseguramos que volveremos a esta zona. Qué buenos recuerdos!

Nada más, esperamos que os haya gustado el post y por supuesto no os perdáis el video. Uno parecido a éste podría ser el de la Sierra de Ayllón, por si no lo habéis visto todavía.

Nos encantaría que os SUSCRIBIERAIS en el canal.

No olvideis seguirnos en NUESTRAS OTRAS REDES SOCIALES, donde colgamos información cada día:

Facebook: https://www.facebook.com/viajandoanuestroaire

Twitter: https://twitter.com/viajandoaire

Instagram: https://www.instagram.com/viajando_a_nuestroaire

Google+: https://goo.gl/ubyAyf

Toda la música del video está libre de derechos. Suscripción en https://player.epidemicsound.com

No olvides compartir el video si te ha gustado. ¡Hagamos la Comunidad VNA más grande!

¡Hasta la próxima semana!

 

 

© Viajando a Nuestro Aire