¡Qué maravilla nuestra visita a BETANZOS!

Es de esos pueblos grandes, donde se percibe que la gente es feliz, que viven mucho en la calle, en los bares, donde el “Facebook”es la calle Travesía Progreso, con sus tabernas y restaurantes donde hay más gente fuera que dentro de los mismos. Esas son las “redes sociales” que nos gustan, la de una calle con bares donde los vecinos y amigos departen, bromean, discuten, con un vino en una mano y una tapa de tortilla en la otra.

Pues venga, empezamos a contaros desde esa calle, una de las más concurridas y divertidas de BETANZOS. Nada más aparcar el coche, sería alrededor de la una del mediodía, el objetivo era claro: probar las famosas TORTILLAS DE BETANZOS y ver si era cierta la fama que tienen. Dicho y hecho: primer bar que entramos, Casa Miranda, y primera cata. Bien, tierna, con la patata muy bien hecha, pero no tan líquido el huevo como nos habían dicho. Fuimos a otros bares de la calle, el 1931 y la Escondida, pero pedimos otras tapas. Riquísimo todo, y bien acompañadas las tapas de unas cañas de Estrella Galicia (no podía ser de otra forma) muy bien tirada.

Paramos en el que parecía el mejor y más “pintón” restaurante de la calle, el Mesón O Pote. Decoración blanca, con mesas altas y bajas, el dueño majísimo y con mucha labia, y una camarera muy resolutiva que nos vendió fenomenalmente bien todos los platos. De hecho salimos rodando… y con un tupper, jejejeje… Pedimos unas navajas muy ricas, que hacen con una salsita de ajo y perejil. Luego el pulpo, a la brasa, diferente del “de siempre”. Y como no, había que pedir la tortilla. Ojo que allí no las tienen por cuartos, ni por pinchos. Te la dan entera. El tamaño es perfecto para 4 personas, pero para 2 es demasiado. Eso sí, como veréis en el video, esta sí que era PURA TORTILLA DE BETANZOS. Curioso cómo les puede quedar tan líquida por dentro! la patata en su punto… eso sí, para los que, como nosotros, nos gusta la tortilla con cebolla… PECADOOOOO… la tortilla de Betanzos tiene prohibido ponerle cebolla. Así son las cosas… El tema es que acabamos probando la tarta de queso y saliendo como bolas con la idea de, al menos, dar un buen paseo por el pueblo.

Mesón O Pote, Betanzos
Tortilla del Mesón O Pote

Nada más subir la travesía está  la plaza de García Hermanos. Es muy bonita, con varios edificios singulares como la iglesia de Santo Domingo, la fuente de la Diana Cazadora o el edificio Liceo.

Luego subimos la Rúa Castro para pasear por la zona más antigua de la ciudad. Vimos el bonito Pazo de Bendaña, con sus soportales y el pazo de Lanzós. En la cafetería que hay en el mismo pazo se tienen que tomar unos gintonics bien agusto en verano… tomad nota, disfrutones…

De ahí bajamos a la Plaza de Fernán Pérez de Andrade, donde veremos varias iglesias a cual más bonita. Eso sí, veréis que todas las iglesias tienen en sus tejados algo como un cerdo o un jabalí… en el video os contamos el porqué…

Salimos del casco viejo por una de las pocas puertas medievales que quedan de la antigua muralla, la Puerta de Cristo. En seguida dimos con el río Mandeo y el Ponte Vello, entrada natural a Betanzos de los peregrinos que están haciendo el Camino de Santiago. Allí nace un paseo fluvial muy agradable, llamado  Dos Caneiros. Es una ruta circular de 10kms que no hicimos entera, pero queda apuntada para la siguiente vez que vengamos, tiene una pinta estupenda, siempre rodeados de bosques y del propio río.

Justo después ya cogimos el coche para nuestra siguiente aventura… por primera vez íbamos a practicar esa cosa tan snob que se llama ahora, el GLAMPING… que básicamente es hacer camping en plena naturaleza pero en plan glamour, en casitas con encanto…

En este caso dormimos en unas auténticas burbujas de esas que parecen de astronautas… Se llaman Albarari y están apenas a 20 minutos de Betanzos. El concepto mola mucho. No hay recepción, te dan un código para entrar en la finca, te dicen cuál es tu burbuja y te dan instrucciones dentro de mantenimiento. No os queremos contar mucho para animaros a que lo disfrutéis vosotros mismos, solo os decimos que fue una EXPERIENCIA UNICA…

glamping albarari
Poder ver desde la cama el cielo, el mar, A Coruña al fondo… ver como anochece, oir el sonido del agua desde las hamacas… buffff… chulísimo! Si os gusta la astronomía os dejan un telescopio y todo!

Si vais en verano, tenéis unas cuantas playas chulas cerca de Albarari. A nosotros nos gustaron las de As Margaritas y Canide.

Por si os apetece tomar algo, nosotros teníamos idea de cenar en el Fogar do Santiso, en Oleiros. Es un restaurante eco con muy buenas críticas, pero… la burbuja nos atrapó… mira, se estaba tan agusto que no apetecía nada vestirse y bajar al pueblo. Además teníamos una botellita de albariño en la nevera, así que mira, planazo…

¿Os gustó el video y el post? Nos encantaría que os SUSCRIBIERAIS al canal.

No olvideis seguirnos en NUESTRAS OTRAS REDES SOCIALES, donde colgamos información cada día:

Facebook: https://www.facebook.com/viajandoanuestroaire

Twitter: https://twitter.com/viajandoaire

Instagram: https://www.instagram.com/viajando_a_nuestroaire

Google+: https://goo.gl/ubyAyf

No olvides compartir el video si te ha gustado.

¡Hagamos la Comunidad VNA más grande!

¡Hasta la próxima semana!

 

© Viajando a Nuestro Aire